sábado, 15 de octubre de 2011

Cálculo de la TIR con Excel



¿Qué es la TIR?

TIR es el acrónimo de Tasa Interna de Retorno (en inglés IRR: Internal Rate o Return) y se refiere a la tasa de rentabilidad que obtenemos de una inversión, al recibir a cambio posteriormente una serie de importes a lo largo de determinados períodos.

El cálculo de la TIR se utiliza para saber si una inversión es aceptable o no (es aceptable si el interés que obtenemos como resultado, es mayor que el interés que obtendríamos si invirtiéramos en otro proyecto).


Puesto que la fórmula de cálculo del TIR puede llegar a ser muy complicada (ver fórmula del TIR), en la práctica real se hace imprescindible la utilización de aplicaciones informáticas que realicen el cálculo. En este caso, Excel tiene una función que calcula de forma sencilla la TIR.

La TIR en Excel

En Excel, la TIR se calcula con la función TIR

=TIR (valores;[estimar])

  • Valores:  es el rango de celdas donde están los valores de los cuales se quiere calcular la TIR. Los valores deben estar en el orden correcto y debe haber al menos un valor positivo (si no es así, la función devuelve un error). Las inversiones y los flujos de rentabilidad negativa se ponen con signo negativo.
  • [Estimar]: es opcional y se refiere al valor que estimamos aproximado a la tasa que obtendremos. Excel utiliza una técnica iterativa para la que necesita un valor estimado para iniciarla. Si no se le proporciona, Excel supone un 10 % (0,1).

Uno de los casos más frecuentes de cálculo de la TIR es el representado por la siguiente imagen, en la que podemos ver que la inversión es el primero de los flujos (en negativo, pues es una salida de dinero) y el resto de celdas del rango son los flujos de rentabilidad generados a lo largo de 4 períodos más (se omite el argumento "estimar"):


En la imagen podemos ver como, con una inversión de 100.000 € y consiguiendo 4 flujos de rentabilidad (en 2.013, negativa), obtenemos una TIR del 2%. La interpretación de todo esto es que en 4 años, se ha obtenido una tasa de rentabilidad neta del 2%. Para decidir si es conveniente llevar a cabo el proyecto o la inversión, debemos asegurarnos de que el coste de oportunidad (tipo de interés que podemos conseguir de forma segura en una entidad financiera, por ejemplo) es inferior a dicho 2%. En caso de que la TIR sea inferior a lo que una entidad financiera nos puede remunerar, deberíamos invertir nuestro dinero en dicha entidad y no hacer la inversión.

  José Manuel Pomares Medrano


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada